Plan Impulso y Programa de Habitabilidad mejora la vida de familias de escasos recursos en La Araucanía

El Programa de Habitabilidad del Ministerio de Desarrollo Social ha incrementado su presupuesto a través del Plan Impulso otorgando 1.874 soluciones de habitabilidad durante este 2019.

En uno de los rincones de la ruralidad de la comuna de Perquenco, específicamente en la comunidad Zapata, vive Yessenia Fierro (34) junto a sus cuatro hijas. Durante 14 años fueron víctimas de los crudos inviernos que azotaban la zona, pues su pequeña vivienda no contaba con las condiciones mínimas de habitabilidad.

Hacinadas en una habitación y sin ningún tipo de comodidades, esta madre de 34 años de edad, miraba lejana y con cierta incredulidad, las posibilidades de contar con una casa nueva, que permitiera brindarles a sus hijas, una mejor calidad de vida. Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Social y Familia de La Araucanía, a través del Programa de Habitabilidad, hicieron posible su sueño, entregando una vivienda totalmente equipada, con una inversión de más de 7 millones 300 mil pesos.

Yessenia Fierro, relata emocionada que “primero, no lo creía, dije, no, mentira, van a ser unas piezas, porque eso es lo que piensa uno, pero después, cuando lo vi, se me hizo eterno, fue poquito el tiempo que se demoraron, pero para mí, se me hizo eterno, pero ahora que estamos habitándola, todo es distinto, con baño adentro, cada uno con su cama, agua adentro, espectacular, ya no hay que salir para afuera al baño, era un espanto, sobre todo en los tiempos de invierno”.

El Programa de Habitabilidad, del Ministerio de Desarrollo Social, permite a las familias y personas usuarias del subsistema Chile Seguridades y Oportunidades, mejorar las condiciones de habitabilidad de sus viviendas y entorno inmediato. El programa entrega soluciones constructivas, de saneamiento de servicios básicos y de equipamiento de la vivienda, así como también la realización de talleres de habitabilidad; a todas las cuales pueden acceder las familias y personas participantes.

En la región de La Araucanía y de la mano con el Plan Impulso, este programa tuvo un significativo aumento presupuestario, creciendo en un 10% durante el 2018 en comparación al año anterior, mientras que para el 2019, la inversión alcanza los mil 595 millones de pesos, lo que se traduce en 1.874 soluciones de habitabilidad para las familias más vulnerables de la región.

El Seremi de Desarrollo Social y Familia, Rodrigo Carrasco señaló que “este programa, con el esfuerzo del Plan Impulso, nos están permitiendo dar solución a miles de familias, que participan en los programas Familias, Calle, Camino y Vínculos, del Subsistema Chile Seguridades y Oportunidades, que presentan al menos una condición de habitabilidad que requiera atención. Por lo tanto, no se postula, sino que se prioriza según la condición de precariedad habitacional, número de integrantes y situación de mayor riesgo en el hogar”.

Además, añadió que “no solo se construye una vivienda con buena aislación, con buenas terminaciones, sino que además se le entregó a la señora Yessenia, un comedor, un mueble de cocina, un lavaplatos, un baño completamente equipado, camas, colchones, esto es el programa de habitabilidad, dar un salto gigante en las condiciones en las que viven nuestros habitantes de La Araucanía”.

De igual forma, la Directora Regional del Fosis, Katherinne Migueles, señaló que “tuvimos la oportunidad de ver las condiciones en las que vivía anteriormente, fueron 14 años de lucha para obtener una vivienda en las condiciones que ella le quería dar a su familia, además nos contaba de un emprendimiento que tiene en mente para seguir dando calidad de vida a su familia, está preseleccionada dentro de la oferta programática de este año en el Fosis, en un programa de “Yo Emprendo Semilla”, estamos muy contentos por ella, por todo el empuje que le pone para sacar adelante a su hijas, destacó.

El Plan Impulso Araucanía, como un proceso de desarrollo de todos los sectores del Estado, busca mejorar la calidad de vida de los habitantes de la región, mediante una inversión pública que es ejecutada de manera integrada, armónica y coordinada, por las diferentes carteras ministeriales, para que familias como la de Yessenia, tengan más y mejores oportunidades para salir de la pobreza.